NOTICIAS

Fuerte operativo de control en el Turismo Interno de Luján de Cuyo

Escrito el 08/07/2020
Martín Porcilio



La Municipalidad de Luján de Cuyo, luego de una reunión que involucró a casi la totalidad de las direcciones y áreas de la comuna, esquematizó un prominente operativo en materia de prevención para afrontar las próximas 3 semanas de las vacaciones de invierno. En el marco de la propuesta definida como Turismo Responsable, y considerando que el departamento es el principal destino elegido de la provincia para realizar turismo interno, se montarán guardias de control en los canales de acceso y distritos que albergarán una importante cantidad de visitantes durante los próximos 18 días, fundamentalmente en el feriado puente del 9 de Julio y el fin de semana posterior del Día del Amigo.

Los destinos dónde prioritariamente se concentrarán las acciones -que serán ejecutadas de forma coordinada con la Policía de Mendoza, Gendarmería Nacional y diferentes dependencias del Gobierno Provincial- serán los distritos de alta montaña como Potrerillos, Cacheuta y Las Compuertas y sus vías de acceso: Ruta Provincial N°82 y Ruta Nacional N°7. En dichas localidades, los preventores, mediante exhaustivos controles, exigirán a los visitantes el cumplimiento de los protocolos sujetos a esta fase de emergencia sanitaria dentro del distanciamiento social, preventivo y obligatorio que se encuentra atravesando Mendoza en el marco de la Pandemia de COVID-19.

Concretamente, el megaoperativo elaborado consistirá en la colocación de 20 puestos de control y 10 tótems de desinfección distribuidos en las zonas aludidas; circulación permanente de vehículos de desinfección; disposición de 5 efectores con mochilas fumigadoras recorriendo todos los sectores permitidos para turismo interno; entrega de folletería informativa en las vías de acceso; colocación de pantallas en las principales rutas que exhibirán detalladamente los permisos y prohibiciones que tendrán los visitantes y el montaje del Centro COVID-19 móvil, ubicado en Avenida Los Cóndores.

Este significativo despliegue involucrará a  aproximadamente 150 efectores, provenientes de diferentes dependencias municipales y provinciales: Subsecretaría de Turismo y Cultura, Subsecretaría de Deportes, Delegaciones, Servicios Públicos, Policía Vial, Defensa Civil, Guardia Ambiental, Higiene y Seguridad, Bomberos Voluntarios, Industria y Comercio, Informadores Turísticos, Muni Móvil, Prensa y Comunicación, Ambiente, Modernización, Policía de Mendoza, Policía Turística, Cruz Roja Argentina, Náutica, Guardia Parques y Áreas Protegidas, más personal del Ministerio de Turismo y Salud Provincial.

En efecto, el Municipio -además de acudir a la voluntad y responsabilidad de los ciudadanos para que respeten las medidas y disposiciones vigentes- estableció rigurosas normativas que serán implementadas a partir de mañana jueves 9 de julio, con mucho foco en las reservas previas, ya que no se dejará pasar y circular a los visitantes que no cuenten con estos permisos otorgados por los establecimientos habilitados, por lo solicitamos que se abstengan de subir quienes no tengan reserva.

Que si pueden hacer los visitantes:

·   Circular con una constancia de reserva de un establecimiento gastronómico o alojamiento (habilitado por el EMETUR -Ente Mendoza Turismo-) o de excursiones y actividades de turismo activo autorizadas.

·   Pernoctar en destino al menos una noche en un alojamiento rentado.

·   Realizar paseos por zonas aledañas del establecimiento contratado, teniendo en cuenta que solo se podrá detener a sacar fotos o con fines recreativos durante unos minutos.

Que no pueden hacer los visitantes:

·   Subir a zonas de alta montaña sin reserva previa.

·   Hospedarse en segundos domicilios (establecimientos propios o prestados) con fines turísticos.

·   Realizar picnics, campings, asados, reuniones o tomar mates al aire libre en espacios naturales que habitualmente contienen estas recreaciones como el Dique Potrerillos, Vallecitos, Cacheuta, entre otros.

Por su parte, todos los establecimientos tendrán la obligación de solicitar la declaración jurada de cada uno de los visitantes, conteniendo la misma los datos personales de quien contrata los servicios y sus acompañantes. Asimismo, para conservar el distanciamiento social y prevenir contagios, cada lugar podrá funcionar solo al 50% de su capacidad y aquellos que posean servicios de restaurante o buffet deberán cancelarlos.